(Credito sitio web FIA)

Max Mosley, quien fuera presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) entre los años 1993 y 2009, falleció este lunes 24 de mayo de 2021 a los 81 años de edad.

Automóvil Club de Colombia ofrece sentidas condolencias a toda la familia del automovilismo en el mundo por la partida de Mosley y se une a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en su homenaje a un hombre que trabajó por el deporte y la seguridad vial.El actual presidente de la FIA, Jean Todt, aseguró “Estoy profundamente entristecido por el fallecimiento de Max Mosley. Fue una figura importante en la Fórmula 1 y el automovilismo.

Como presidente de la FIA durante 16 años, contribuyó en gran medida a reforzar la seguridad en la pista y en las carreteras. Toda la comunidad de la FIA le rinde homenaje. Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia.

Una vida dedicada al automovilismo

De origen británico, Mosley se vinculó muy joven a la actividad del deporte automotor, ya que mientras terminaba sus estudios en derecho, ya competía en autos deportivos y luego en Fórmula 2 con los equipos Brabhan y Lotus.En 1969 cofundó March Engineering, uno de los principales fabricantes de automóviles de carreras del mundo.A mediados de la década de 1970, se convirtió en el asesor legal oficial de la Asociación de Constructores de Fórmula Uno (FOCA), el organismo que representaba a los constructores de Fórmula Uno. En este cargo, redactó el primer Acuerdo Concorde, resolviendo una disputa de larga data entre FOCA y la Fédération Internationale du Sport Automobile (FISA), el entonces organismo rector de la Fórmula Uno. En 1986, Mosley fue elegido presidente de la Comisión de Fabricantes de la FISA y representó a la industria del motor mundial en el Consejo Mundial del Deporte del Motor.

Posteriormente fue elegido presidente de la FISA en 1991.En junio de 1993 llegó a la presidencia de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) luego de la renuncia de su anterior dirigente el francés Jean- Marie Balestre.Ese mismo año, fue elegido presidente honorario del grupo de Usuarios de Automóviles del Parlamento Europeo y formó parte del Comité Asesor de Expertos en Seguridad, que reunió a los principales expertos en esta materia aplicada al deporte a motor para investigar y encontrar soluciones a los principales problemas de seguridad en el deporte del motor.

Luego de la muerte del triple campeón brasilero Ayrton Senna en el gran premio de San Marino en 1994, Mosley instituyó reformas generalizadas sobre la seguridad en el deporte.En 1996, el entonces presidente, dirigió la exitosa campaña de la FIA para modernizar y fortalecer los estándares de pruebas de choque de la Unión Europea por primera vez desde 1974, logró proponer enmiendas al Parlamento Europeo donde se aceptaba la prueba frontal desplazada y la prueba de impacto lateral con espacio libre de 300 mm. También promovió el Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos (Euro NCAP), la organización independiente de pruebas de choque descrita por la Comisión Europea como la iniciativa de seguridad vial más rentable de los últimos 20 años.

Mosley siguió siendo presidente de Euro NCAP desde 1996 hasta 2004. A finales de 1996, Mosley también formó y se desempeñó como el primer presidente de la Comisión de Seguridad de Fórmula Uno, que se centró en el desarrollo de la seguridad del circuito de Fórmula Uno.

En 1997 lideró una exitosa campaña para que la FIA fuera reconocida por el Comité Olímpico Internacional. Unos años más tarde, lanzó la Fórmula Zero, una estrategia para reducir las muertes y lesiones en la pista y la carretera. El documento de política identificó las sinergias de seguridad entre el automovilismo y el automovilismo y describió un enfoque de la seguridad vial que implica un enfoque de tolerancia cero a las muertes o lesiones.En 2002, Mosley propuso el establecimiento de la Fundación FIA y la Academia FIA.

Mosley se desempeñó como fideicomisario de la Fundación, una organización benéfica que se centra en promover la seguridad vial, la protección del medio ambiente y la seguridad de los deportes de motor en todo el mundo. La Academia FIA fue creada para desarrollar importantes proyectos para estimular la investigación y crear el marco necesario para promover la seguridad vial y proteger el medio ambiente.

En 2004, Mosley también propuso la creación del Instituto FIA para la Seguridad del Deporte del Motor con el fin de desarrollar y mejorar las medidas de seguridad y la sostenibilidad en todas las áreas del deporte del motor, desde las carreras juveniles hasta los campeonatos de alto nivel.

Fue reelegido como presidente de la FIA tres veces, en 1997, 2001 y 2005, cada vez sin oposición. Cuando finalmente decidió retirarse en 2009, Mosley respaldó a Jean Todt como su sucesor y, como muchos antes que él, fue nombrado presidente honorario de la FIA poco después.

Mosley recibió muchos premios gubernamentales y de la industria automotriz, entre los que destaca el “Chevalier de l’Ordre National de la Légion d’Honneur” en 2006, en reconocimiento a su gran contribución a la seguridad vial y el automovilismo.